La educación salesiana opta por los siguientes valores:

  • Apertura y amor a Dios fuente de una humanización alegre y confiada que se comparte desde la amistad y otorga sentido a la vida.
  • Verdad que conlleva la honestidad, el diálogo sincero y transparente; genera ambientes de libertad, familiaridad, confianza y armonía.
  • Respeto por la creación y por la vida en todas sus manifestaciones, a uno mismo, a los demás, a la dignidad y derechos de la persona.
  • Solidaridad como medio para desarrollar una cultura de la paz, la equidad y el compromiso social.
  • Responsabilidad para asumir su ser, identidad, compromiso y cumplimiento corresponsable de los deberes.
  • Alegría que favorece el optimismo, la amabilidad, la esperanza y la visión positiva de la vida.